Durante estos tiempos difíciles de Covid19, ¿cómo puede la industria satisfacer las expectativas y ofrecer una experiencia inigualable al cliente? 

La seguridad sanitaria será el nuevo lujo 

La pandemia mundial ha dado un golpe duro a la industria hotelera debido a las restricciones globales que todos compartimos. Tardará mucho tiempo para que la industria se recupere, pero cuando lo haga (y lo hará) deberá estar preparada para la “nueva normalidad”. 

Esto es lo que se espera para el 2021.

 

1. La limpieza primero

Claramente, la pandemia no sólo ha afectado a las industrias, sino también a sus clientes. Las personas han cambiado su comportamiento y tienen nuevas demandas que deben ser consideradas. Los clientes prestarán más atención a las medidas de seguridad y a la higiene del lugar, y lo que una vez se daba por sentado como una habitación “limpia” ahora se ha convertido en una habitación “libre del virus”. La industria tendrá que empezar a seguir estrictas pautas de limpieza e incluso reconsiderar los procedimientos actuales.

Aquí hay algunas ideas sobre cómo empezar: 

  • Utilizar lámparas desinfectantes 
  • Implementar servicios de chat, como chatbots, para comunicar de una forma más rápida y precisa con los clientes 
  • Introducir aplicaciones del propio hotel donde se enumeran todos los protocolos e iniciativas

2. Interacciones contactless

En los tiempos actuales, la tecnología en la industria hotelera ayuda tanto a la experiencia del cliente cómo a la necesidad de un entorno seguro y limpio. 

Un gran ejemplo son los hoteles totalmente contactless, que en principio parece una iniciativa muy simple, pero desde el punto de vista de los clientes es algo que aporta mucho valor y hace que se sientan seguros y cómodos. 

Los servicios contactless, como los check-ins y outs contactless, ahorran tiempo a los huéspedes y minimizan el contacto entre personas. Además, la posibilidad de solicitar servicios de limpieza de habitaciones o de reservar actividades directamente desde un teléfono móvil atraerá más al cliente a la hora de hacer una reserva. 

 

3. Espacio para la salud, ejercicio y bienestar

Debido a que esta situación ha sido estresante para muchas personas, se puede intuir que este año habrá un incremento en la demanda de servicios relacionados con la relajación. La gente gastará más dinero en retiros de bienestar, spas y hoteles de lujo para escapar del ruido, la frustración y la preocupación. 

Además, los deportes también se ven como una forma de relajación y mejora en la calidad de vida. Y por eso, ofrecer formas para mantenerse activo y saludable durante la estancia, como el yoga, la meditación o incluso planes de nutrición, realmente pueden hacer que un hotel destaque entre otros. 

 

Si quieres saber cómo nuestra solución Virtual Concierge puede ayudar a tu empresa a estar preparada para la “nueva normalidad” y a satisfacer las necesidades y expectativas del cliente, escríbenos al hello@virtualconcierge.ai